Download Alejandro dumas-Los tres mosqueteros by Alexandre Dumas PDF

By Alexandre Dumas

Este volumen contiene dos obras maestras de Alejandro Dumas que garantizan muchas horas de entretenimiento inolvidable: El conde de Montecristo y Los tres mosqueteros

El Conde de Montecristo
El conde de Montecristo es una sólida novela de aventuras. Naufragios, mazmorras, fugas, ejecuciones, asesinatos, traiciones, envenenamientos, suplantaciones de personalidad, un niño enterrado vivo, una joven resucitada, catacumbas, contrabandistas, bandoleros, tesoros, amoríos, reveses de fortuna, golpes de teatro, todo para crear una atmósfera irreal, extraordinaria, fantástica, a l. a. medida del superhombre que se mueve en ella. Y todo ello arropado en una novela de costumbres, digna de medirse con las contemporáneas de Balzac. Pero, además, toda los angeles obra gira en torno a una suggestion ethical: el mal debe ser castigado. El conde, desde esa altura que le da l. a. sabiduría, l. a. riqueza y el manejo de los hilos de l. a. trama, se erige en «la mano de Dios» para repartir premios y castigos y vengar su juventud y su amor destrozados. A veces, cuando hace milagros para salvar al justo de l. a. muerte, el lector se sobrecoge de emoción. Otras, cuando asesta los implacables hachazos de los angeles venganza, nos sentimos estremecidos. En definitiva, una novela que nos atrapa de principio a fin.

Los Tres Mosqueteros
En compañía de sus inseparables amigos, d`Artagnan es mosquetero del rey Luis XIII y declarado enemigo de los angeles guardia del Cardenal Richelieu. Un día, los angeles reina regala a su amante, el inglés Buckingham, herretes de diamantes. Enterado Richelieu, sugiere al celoso rey los angeles inspiration de pedir a Ana de Austria que luzca estas joyas en el próximo baile de los angeles corte. Ésta, desesperada, confía su secreto a su ayudante de cámara, Constance Bonacieux. D`Artagnan, enamorado de l. a. bella Constance, arrastra a sus tres compañeros a Inglaterra para recuperar las joyas. Perseguidos por los angeles guardia de Richelieu, los mosqueteros deben enfrentarse a Milady, una espía implacable. A pesar de todo, l. a. bravura de d`Artagnan le permitirá devolver las joyas a los angeles Reina.

Show description

Read or Download Alejandro dumas-Los tres mosqueteros PDF

Similar literatura y ficcion books

Rayuela

Por primera vez se edita -Rayuela- como un clasico de los angeles novela contemporanea. Todo el conjunto de materiales que aporta esta edicion (introduccion, abundantes notas, plano, fotografias) serviran al lector para comprender mejor y disfrutar mas con esta gran novela. Al aclararse tantas alusiones y tecnicas narrativas, resplandece con mas claridad el sentido profundo del relato: los angeles busqueda constante, el humor, el juego, los angeles nostalgia de una verdadera vida, el paso sonado -de los angeles tierra al cielo-…

El beso de la mujer arana

"Kiss of the Spider girl" is a sharply provocative story of affection, victimization, and myth, and of the friendship that develops among strikingly assorted males imprisoned jointly in a Latin American penitentiary.

El Informe de Brodie (Spanish Edition)

En aquel momento senti que algo estaba ocurriendonos o, mejor dicho, que ya habia ocurrido. De algun modo ya eramos otros. "" Gran parte de estos cuentos giran en torno al cumplimiento de un destino que se repite y que suele prefigurar un enfrentamiento. A veces los protagonistas son los hombres, como en ""El otro duelo"" o ""Guayaquil""; otras, son sus armas: dos cuchillos que se buscan largamente hasta por fin encontrarse y pelear.

Extra resources for Alejandro dumas-Los tres mosqueteros

Sample text

Me dejáis confuso -respondió Athos con su aire de gentilhombre-; hablemos pues de otra cosa, os lo suplico, a menos que esto os resulte desagradable. ¡Por todos los diablos! ¡Qué daño me habéis hecho! El hombro me arde... -Si permitierais... -dijo D'Artagnan con timidez. -¿Qué, señor? -Tengo un bálsamo milagroso para las heridas, un bálsamo que me viene de mi madre, y que yo mismo he probado. -¿Y? -Pues que estoy seguro de que en menos de tres días este bálsamo os curará y al cabo de los tres días, cuando estéis curado, señor, sera para mí siempre un gran honor ser vuestro hombre.

Y el rey Luis XIII se atusó orgullosamente su mostacho poniéndose en jarras. -Sire -prosiguió Tréville-, como os he dicho, el señor D'Artagnan es casi un niño, y como no tiene el honor de ser mosquetero, estaba vestido de paisano; los guardias del señor cardenal, reconociendo su gran juventud, y que además era extraño al cuerpo, le invitaron a retirarse antes de atacar. -¡Ah! Ya veis, Tréville -interrumpió el rey-, que son ellos los que han atacado. -Exactamente, Sire; sin ninguna duda; le conminaron, pues, a retirarse, pero él respondió que era mosquetero de corazón y todo él de Su Majestad, y que por eso se quedaría con los señores mosqueteros -¡Bravo joven!

Decidle todo eso de mi parte, porque son cosas que un rey no puede decir por sí mismo. -Gracias, Sire, gracias -dijo el duque-; pero que Vuestra Majestad esté seguro de que no suelen ser los más adictos, y no lo digo por el señor de Tréville, aquellos que ve a todas horas del día. -¡Ah! Habéis oído lo que he dicho; tanto mejor, duque, tanto mejor -dijo el rey adelantándose hasta la puerta-. ¡Ay sois vos, Tréville! ¿Dónde están vuestros mosqueteros? Anteayer os había dicho que me los trajeseis. ¿Por qué no lo habéis hecho?

Download PDF sample

Rated 4.19 of 5 – based on 32 votes